Todo sobre la Ley de Pena de Muerte en Estados Unidos

La condena a muerte es la pena capital máxima y hoy en día sigue siendo legal en 60 países en todo el mundo siendo Estados Unidos y Japón las únicas dos potencias mundiales que aún la siguen aplicando.

En el caso de los Estados Unidos, no se aplica en todo el país, siendo decisión de cada estado si la mantienen o si es abolida. Actualmente es legal en 29 de los 50 estados y su aplicación está limitada por la Octava Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos a homicidios agravados ejecutados por adultos mentalmente competentes. No obstante, los crímenes sujetos a la pena capital varían en cada estado y han cambiado con el paso del tiempo.

Pena de muerte en Estados Unidos

Tipos de pena de muerte en Estados Unidos

El método más común desde 1976 es la inyección letal. De hecho es el método que se escoge por defecto, aunque en algunos estados se ofrecen alternativas para que el preso decida la forma en la que recibe la pena capital.

Existen cinco métodos para aplicar la condena a muerte: silla eléctrica, gas letal, ahorcamiento, fusilamiento y la ya mencionada inyección letal.

Cómo se aplica la pena de muerte en Estados Unidos

La pena de muerte en EEUU se aplica solo para delitos especialmente graves como son los de sangre. En los estados donde está vigente, el acusado es sometido a juicio por un Tribunal Estatal y en caso de ser encontrado culpable y condenado a muerte, el gobernador del estado tiene la última palabra para confirmar la condena o para cambiarla por cadena perpetua aunque hay estados en los que no tiene esta facultad.

Pero en caso de que el acusado haya cometido un delito federal, es decir asesinar a un empleado o agente federal, político, magistrado, o un funcionario, será juzgado por los Tribunales Federales, paralelos e independientes de los juzgados estatales y, de ser encontrado culpable, de acuerdo con el Código Penal de los Estados Unidos, es el presidente de la nación quien tiene la decisión final de si confirma la sentencia o la cambia por cadena perpetua.

Otros delitos que estén tipificados en el Titulo 18 del Código de los Estados Unidos, susceptibles de obtener pena capital son: asesinato en territorio marítimo de la nación, traición a la patria, espionaje, crímenes de guerra, genocidio o el uso de armas químicas.

Otros datos importantes de la ley de pena de muerte en Estados Unidos

Desde 1976 hasta 2020 los diferentes estados ejecutaron en total 1511 condenados. En tanto que el Tribunal Federal ejecutó, en el mismo periodo 3 reos.

Texas, Oklahoma, Florida, Ohio y Arizona han llevado a cabo el mayor número de ejecuciones y tienen la mayor tasa de ejecución per cápita. El 80% de los condenados a muerte se concentran en estos estados.

Corredor de la muerte” es el término utilizado para denominar a las celdas donde se encuentran alojados los condenados a la pena capital y también es la manera que se utiliza para denominar el tiempo de espera hasta la ejecución.

El tiempo que puede pasar un condenado a muerte en el ‘corredor’ hasta que se hace efectiva la sentencia, puede ser de años e incluso décadas debido a los complejos y extensos procedimientos de apelación. Esta situación ha causado que casi una cuarta parte de los condenados mueran de causas naturales debido al estrés, el aislamiento y la incertidumbre vivida que acortan su expectativa de vida.

Alrededor de 3000 personas esperan su sentencia en el corredor de la muerte de los Estados Unidos. No obstante la tasa anual de ejecución es menor al 10%.

En 1936 se presenció la última ejecución pública en el país. A partir de ese año, el Poder Federal promulgó leyes que prohíben realizar ejecuciones si no hay, por lo menos, una pared de por medio que separe la ejecución de la vista del público. Sin embargo, desde ese año y hasta la actualidad, en algunos casos excepcionales se han llegado a acreditar ejecuciones con presencia de testigos en recintos carcelarios.

El 18 de junio de 2010 se realizó la última ejecución por fusilamiento en Utah, a pedido del propio reo, Ronnie Lee Gardner, tras ser rechazada su petición de cadena perpetua.

POSTS RELACIONADOS

Deja un comentario